La poeta y crítica literaria sevillana Isabel Díez Serrano, residente en El Escorial, ha sido homenajeada por el Ateneo Escurialense a través del Foro de Literatura dirigido por Pilar Rodríguez.

En el homenaje, que fue clausurado por Soli, la directora de la institución, contó, entre otras, con las intervenciones de María Teresa Granillo, Mariano Ribera, , José María Calvo, María Jesús Cañete, José María Rodríguez, Lorenzo Suárez Crespo, Francisco Pérez Llorente… Todos ellos glosaron la figura poética de Isabel y/o leyeron algunos de sus poemas.

Al final del acto intervino el grupo musical “Los Algoberos de la Sierra”, que interpretaron música pastoril y popular con instrumentos como la zanfona o los cuernos de toro.

Julia Sáez-Angulo, que intervino en el acto, escribió una semblanza de Isabel Diez Serrano:

“Su facilidad para el verso, asombra. Isabel Díez Serrano es una escritora que fue ungida con el don de la poesía y lo hace en todos sus registros métricos, místicos o profanos y en todas las estrofas habidas, desde el soneto hasta las cantarinas glosas. Como buena profesional de la escritura, conoce las reglas de la métrica, las aplica con gracia y rigor o se aleja de aquellas si el verso libre o blanco se lo pide.

Como buena prosista también, nos sorprendió con su libro “Revelaciones líricas (Epístolas)”, al que califiqué en su presentación en este mismo foro, del Centro Cultural de San Lorenzo, como un libro valiente, desnudo y a veces descarnado. Siete epístolas literarias y morales, dirigidas especialmente a los ganadores del prestigioso Premio Vasconcelos que se otorga en México y que ella misma tiene en su patrimonio literario. Desde 2015

La América hispana está en su mente y su corazón. Isabel Díez Serrano ha sostenido con su presencia y sus viajes una buena relación y hermandad con escritores del otro lado del Atlántico, tarea cada día más conveniente para entablar entendimiento y no precisamente para el descabalgamiento de estatuas.

La poeta tiene un profundo sentido místico y ello aflora en su poesía. Es el amor a Dios y a sus criaturas el que aflora en sus versos y contagia su ascetismo al lector. San Juan de la Cruz, santa Teresa y san Francisco son sus referentes. Cristo, su meta.

Para nuestra autora, la poesía es “amor, evasión, necesidad del espíritu, belleza y consolación, sal y azúcar necesaria para vivir. Don, conocimiento, revelación, profecía, epifanía, comunicación…”, esta fue la respuesta que dio en una entrevista que le hice hace unos años.

Más de 40 libros jalonan su fecunda tarea literaria, al igual que los numerosos premios  y galardones que reconocen y adornan su escritura. Isabel Díez Serrano se retiró de Madrid a El Escorial y eso fue un acierto, al encontrar junto a la montaña y el monasterio filipino una mayor paz y belleza para su vida. De la misma manera ganó el territorio escurialense al contar en su seno con una poeta de pro, que hoy bien merece un homenaje, a través de la mirada atenta del Ateneo. Ella fue en su día miembro activo de la Asociación de Escritores y Artistas Española, AEAE.

Y solo me cabe añadir que, como mujer y como amiga, es un ser grato, una persona cordial, que recibe y acoge con sonrisa y buen talante. Todo ello unido hace de Isabel Díez Serrano, una escritora de la que una se siente orgullosa de ser amiga.

El homenaje que hoy le brinda el Ateneo Escurialense, a través de su sección de Literatura no ha podido ser más conveniente necesario y oportuno.

Gracias Isabel por motivar este encuentro”.

Por | 2021-12-15T11:19:24+00:00 diciembre 15th, 2021|Biografía|Sin comentarios